Las once mil vergas

Tan pronto leyó esta carta, el príncipe miró la hora. Eran las once de la mañana. Llamó para hacer subir al masajista que le masajeó y le enculó limpiamente. Esta sesión le vivificó. Tomó un baño y se sentía fresco y dispuesto al llamar al peluquero que le peinó y le enculó artísticamente. El pedicuro-manicura subió inmediatamente. Le hizo las uñas y le enculó vigorosamente. El príncipe, entonces, se sintió completamente a gusto.


Título: Las once mil vergas
Autor: Guillaume Apollinaire 
Editorial: Laertes
Año: 2003 (1907)
Nº páginas: 180
ISBN: 9788475844992



SINOPSIS
Publicada por primera vez en 1907, en una de las clásicas ediciones de literatura indecorosa clandestina de la época, Las once mil vergas fue primeramente consagrada como novela surrealista a principios de los años treinta, gracias a los elogios de Georges Braque, y posteriormente, en los años sesenta, ensalzada como una de las más representativas de las novelas pornográficas.

Es una fantasía desmadrada, una ensoñación sadomasoquista sin límites, llena de una humor macabro y violento, morbosamente recomendable para lectores faltos de seriedad.









CRÍTICA
Cuando me decidí a profundizar en la novela erótica busqué aquellas que han destacado por uno u otro motivo en este género o en géneros afines a éste.

Hallé varias que me llamaron la atención, especialmente de la primera mitad del siglo pasado.

Las once mil vergas es una de esas obras, que sin ser puramente de género erótico se la clasifica como tal.

En una gacetilla publicitaria de un catálogo clandestino de libros eróticos de 1907 decía:

"Más fuerte que el marqués de Sade, así es como un célebre crítico ha juzgado Las once mil vergas, la nueva novela de la que se habla en voz baja en los salones más distinguidos de París y del extranjero.

Este volumen ha agradado por su novedad, por su fantasía impagable, por su audacia casi increíble.

Deja muy atrás las obras más aterradoras del divino marqués. Pero el autor ha sabido combinar lo encantador con lo horrible."

En mi opinión, Las once mil vergas es una sátira pornográfica, que lleva al límite de lo posible cada escena, exagerándolas hasta el ridículo.

Empezando por el título, en francés Les onze mille verges (Las once mil vergas) es muy similar a Les onze mille vierges (Las once mil vírgenes), leyenda en la que se narra como once mil vírgenes al cuidado de Santa Úrsula  fueron sacrificadas por ella antes de que los hunos de Atila las hicieran suyas.

No es una novela apta para lectores sensibles y aprensivos. 
En ella se unen todo tipo de perversiones, desde la zoofilia hasta la pederastia, pasando por la coprofilia, la necrofilia y cualquier otra filia que se os ocurra.

Apollinaire escribe un compendio de burradas de manera delicada, poética, sarcástica y corrosiva, escogiendo con esmero las palabras, no en vano es un brillante poeta.

Además consigue que un tema como el erótico-pornográfico que puede ser muy previsible sea impredecible y cada vez más surrealista a cada paso.

Cuando acabé de leerlo sentí curiosidad por ver si mis suposiciones de que era una novela satírica eran ciertas o si era simplemente una novela púramente pornográfica e investigué.

Apollinaire utiliza la realidad socio-política de su época como crítica y se inspira en personajes reales para dar forma a los protagonistas.

Señalar a Apollinaire como un autor pornográfico, simplemente, le quita importancia al discurso de su mensaje, que aunque críptico, está colmado de crítica política y social.

Para saber más sobre la novela y el autor dejo el enlace a un artículo bastante completo que he encontrado en Rupturas, una publicación quincenal en la red.

A pesar de no ser una novela apta para todos los públicos me ha hecho pasar un buen rato, siempre siendo consciente de que no está narrando hechos que puedan tener nada que ver con la realidad. He pasado por todos los estadios emocionales, tristeza, risa, asco, repugnancia...todos.

VALORACIÓN: 3/5

3 comentarios:

  1. Parece una lectura que por lo menos será entretenida y graciosa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Una novela sin ningún tipo de decoro...¡estupenda!

    ResponderEliminar
  3. alguien me podría enviar este libro mi correo es karleny154@hotmail.com

    ResponderEliminar